PROYECTO ADAM

Proyecto Adam (The Adam Proyect, Estados Unidos, 2022). Direccion: Shawn Levy. Guion: Jonathan Tropper, T. S. Nowlin, Jennifer Flackett y Mark Levin. Protagonistas: Ryan Reynolds, Walker Scobell, acompañado de Mark Ruffalo, Jennifer Garner, Zoe Saldaña y Catherine Keener. Duración: 106 minutos.

Proyecto Adam es una película de ciencia ficción producida por Netflix en la que Ryan Reynolds vuelve a trabajar a las órdenes de Shawn Levy, para interpretar a un piloto que viaja al pasado para encontrarse con él mismo a los 12 años. Y lo acompaña un elenco en que se nos presenta al niño Walker Scobell, acompañado de Mark Ruffalo, Jennifer Garner, Zoe Saldaña y Catherine Keener, entre otros.

Adam Reed (Reynolds) es un piloto del año 2050 que roba una nave y viaja al año 2022 para buscar a su novia Laura (Saldaña), desaparecida en circunstancias misteriosas. Y se encuentra consigo mismo de niño, para cambiar juntos el futuro apocalíptico donde vive, en el que su difunto padre (Ruffalo), un talentoso científico, está accidentalmente involucrado.

En primer lugar es necesario aclarar que esta película está destinada al público adolescente, razón por la que, a pesar de contar con el protagonista de Deadpool (Tim Miller, 2016), las escenas de acción priorizan las acrobacias, los efectos visuales y el espectáculo por sobre la violencia explícita. Y para ello utiliza tecnología futurista inspirada en Star Wars, razón por la cual hay espadas láser, por ejemplo. Además de hacer referencia a otras películas consideradas nuevos clásicos del género, como Volver al futuro 2 (Back to the future 2, Robert Zemeckis, 1989), que homenajea además por haber servido claramente de inspiración, al hacer que el dúo protagónico cumpla también la función de comic relief con una serie de efectivos gags.

Un párrafo aparte merece Walker Scobell, cuyo debut se convierte en un hallazgo, porque gracias a su carisma hace que resulte verosímil que sea la versión infantil de Ryan Reynolds, ya que copia sus gestos a la perfección. Lo que además genera molestia en el Adam adulto, quien ve sus defectos reflejados en otra persona, motivo de gags, peleas y discusiones emotivas.

En conclusión, Proyecto Adam es una película que cumple con su objetivo de entretener al público adolescente con su equilibrio entre acción y comedia. Aprovechando una vez más el carisma de Ryan Reynolds, y presentando a Walker Scobell, quien a su corta edad tiene el potencial necesario para convertirse en una nueva estrella de Hollywood.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.