SONRIE

Sonríe (Smile, Estados Unidos, 2022). Guion y Dirección: Parker Finn. Protagonistas: Sosie Bacon, Jessie T. Usher, Kyle Gallner, Robin Weigert y Kal Penn. Duración: 115 minutos.

Sonríe es una película de terror escrita y dirigida por Parker Finn y protagonizada por Sosie Bacon, de larga experiencia televisiva en papeles secundarios, como una doctora que sufre alucinaciones después de asistir a un suicidio. Y completan el elenco Jessie T. Usher, Kyle Gallner, Robin Weigert y Kal Penn, entre otros.


La historia se centra en Rose Cotter (Bacon), una terapeuta que, luego de presenciar el suicidio de una paciente, comienza a experimentar sucesos aterradores. Lo que la lleva a investigar acerca de la maldición ante el escepticismo de quienes la rodean, encontrando como punto en común la sonrisa aterradora de cada una de sus víctimas.


En primer lugar es necesario destacar el uso efectivo que hace este director debutante de los recursos del terror como género cinematográfico, inspirado en la estética del J-Horror. Es así como tenemos situaciones cotidianas que con los extrañamientos generadores de tensión, que son rematados con eficaces jumpscares. Y en los que al igual que en It (Andy Muschietty 2017), siembran la duda en el espectador sobre si lo que ocurre es real o una alucinación de sus personajes.


Pero el principal problema radica en que todo el peso narrativo recae sobre su omnipresente protagonista, lo que sumado a una carencia de subtramas y una duración excesiva hacen correr el riesgo de generar aburrimiento en el espectador. Así como también la ausencia de un marco teórico sólido, anclado en creencias religiosas, tradiciones populares o cuestiones fantásticas o científicas (reales o ficticias), que justifiquen lo que ocurre brindando más información. Haciendo que las tomas aéreas invertidas queden como una idea de marketing arbitraria que la diferencie del resto.
En conclusión, Sonríe es la opera prima de Parker Finn, que demuestra que puede hacer un uso efectivo de los tópicos del cine de terror. Pero su duración excesiva y la carencia de un marco teórico que explique un poco más de lo que se muestra que ocurre puede generar aburrimiento y desinterés en los espectadores, desaprovechando así el inicio de una nueva franquicia.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *