LOS QUE AMAN ODIAN

8495908085
Para comprar la novela en la que se basa la pelicula por Amazon, hace clic acá: https://amzn.to/3kLr8DP

Los que aman odian” (Argentina, 2017). Dirección: Alejandro Maci. Guión: Alejandro Maci y Ester Feldman, basado en la novela homónima de Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo. Protagonistas: Guillermo Francella, Luisana Lopilato, Juan Minujin, Justina Bustos, Mario Alarcón, Marilú Marini y Carlos Portaluppi. Duración: 101 minutos.

“Los que aman odian” es el título de la nueva película protagonizada por Guillermo Francella, quien vuelve a incursionar en el género policial con esta adaptación de la  novela homónima de Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo. Lo acompañan Luisana Lopilato, Juan Minujin, Justina Bustos, Mario Alarcón, Marilú Marini y Carlos Portaluppi.  Quien dirige es Alejandro Maci, de amplia trayectoria televisiva, además de haber escrito esta adaptación junto con Esther Feldman.


El protagonista de esta historia es el doctor Enrique Huberman (Francella), quien durante unas vacaciones en el hotel de su prima se reencuentra con Mary (Lopilato), una joven e impulsiva paciente con la que tuvo un romance. A ella la acompañan su hermana (Bustos), su cuñado (Minujin) y el apoderado de la familia (Alarcón). El sobrino nieto de la dueña del hotel y un huésped de quien solo sabemos que le gusta jugar al solitario con las cartas (Urtizberea) terminan de completar una galería de personajes en las que uno será asesinado y el resto se convierte en sospechoso, como indican las reglas de la novela policial.


Esta película cuenta a su favor con un muy buen trabajo en los rubros técnicos y artísticos, y hacen que el lujoso hotel de Ostende, donde transcurre la mayor parte de la historia, sea un protagonista más. Y además del maquillaje y el vestuario propios de la década del 40 hay un muy buen uso de los efectos especiales al servicio de lo que no puede ser reconstruido de otra forma.


El principal problema de esta película es la falta de química entre Guillermo Francella y Luisana Lopilato, que no terminan de convencer al público en su papel de amantes, razón por la que cuesta empatizar con ellos. Esto hubiese ayudado más a que los espectadores, quienes oficiamos de investigadores, vayamos tomando partido por uno u otro personaje a lo largo de la trama, y sospechamos de otros con las pistas que se nos van entregando.

Y el segundo gran problema que tiene “Los que aman odian” es su solemnidad excesiva, porque los escasos pasos de comedia que tiene no terminan de funcionar, y esto le juega en contra porque el espectador no logra aliviar la tensión generada en los momentos de suspenso, y corre el riesgo de perder el interés. Este recurso que tan buenos resultados le dió a Alfred Hitchcock acá está desaprovechado, y teniendo a Guillermo Francella como protagonista, también hubiera resultado muy útil para acentuar el comportamiento de esta sociedad que reprime sus pasiones frente a los demás.


En conclusión, “Los que aman odian”, es una película muy bien lograda tanto en los rubros técnicos como en el guión, pero que falla debido a la falta de química de la pareja protagónica. Esto se debe también al error grave de anular en Guillermo Francella el talento nato para la comedia, lo que en determinados momentos hubiera servido como un contrapunto interesante.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.