MISION: IMPOSIBLE – REPERCUSION

B07G5Q72M2
Para comprar esta película en Blu-Ray por Amazon hace clic acá: https://amzn.to/3usncKS

“Misión: Imposible – Repercusión” (Mission: Impossible – Fallout, Estados Unidos, 2018). Dirección:  Christopher McQuirre. Guion:  Christopher McQuirre, basado en la serie de televisión homónima creada por Bruce Gueller. Protagonistas: Tom Cruise, Henry Cavill, Ving Rhames, Rebecca Ferguson, Angela Bassett, Sean Harris, Michelle Monaghan y Alec Baldwin entre otros. Duración: 147 minutos.


“Misión: Imposible – Repercusión” es la sexta entrega de la franquicia protagonizada por Tom Cruise en el papel del agente secreto Ethan Hunt, perteneciente a la IMF (Impossible Mission Force). Lo acompañan el actor británico Henry Cavill como un polémico agente de la CIA, Simon Pegg como el experto en tecnología Benji Dunn, y completan el elenco Ving Rhames, Rebecca Ferguson, Angela Bassett, Sean Harris, Michelle Monaghan y Alec Baldwin entre otros. Y el ganador de un premio Oscar al “Mejor Guion Original” Christopher McQuirre vuelve a ocuparse de la dirección, como lo hizo en su predecesora “Misión: Imposible – Nacion secreta (Mission: Imposible – Rouge Nation, 2015).

En este caso Ethan Hunt y su equipo de agentes deben atrapar a una agrupación terrorista conocida como “Los Apóstoles”, comandada por el líder anarquista Solomon Lane, que buscan generar un caos mundial colocando bombas atómicas. Y para ello deben recuperar tres esferas de plutonio que pierden en una misión fallida en Berlín, recorriendo diferentes ciudades como París y Londres y lugares exóticos como las montañas de Cachemira.


Antes de analizar esta sexta entrega de la saga es necesario hacer un breve repaso histórico. En 1996 se estrenó“Misión: Imposible” (Mission: Impossible), película dirigida por Brian De Palma, basada en la serie de televisión homónima, y protagonizada por Tom Cruise, a la que supo imprimirle su estilo, filmando unthriller  de espionaje tecnológico con  mucho suspenso algunas escenas de acción. En el año 2000 llegó“Mision: Imposible 2” (Mission: Impossible 2, 2000) en la que John Woo le imprimió el suyo, haciendo que la acción prevalezca sobre el suspenso. Hasta que en el 2006 llego JJ Abrahams, y en “Mission: imposible 3” estableció los criterios estéticos que conserva la franquicia hasta hoy, algo posible porque además de ser productor  de estas últimas cuatro, fusionó el suspenso con las escenas de acción e incorporó como parte de un elenco estable a algunos personajes secundarios, entre los que se destaca Benji Dunn que funciona a la perfección como comic relief  gracias a la química que mantiene con Tom Cruise.

or eso el primer aspecto importante que hay que resaltar de “Mision imposible: repercusión” es que sus productores JJ Abrahams y Tom Cruise volvieron a apostar a lo seguro, y contrataron al mismo director que les dio buenos resultados en la película anterior, en la lucha contra otra organización criminal que busca destruir el mundo. Y la puesta en escena de Christopher McQuirre hace que las escenas de acción de alto riesgo y los combates cuerpo a cuerpo resulten verosímiles, utilizando los efectos visuales en función de una estética realista y no tan espectacular pero artificiosa como era la de John Woo. Esto se puede apreciar tanto en las dos escenas de persecución, una por las calles de París y la otra en helicóptero sobre montañas, como en un combate dentro de un baño público.


Otro aspecto muy bien trabajado narrativamente es el del montaje, porque cumple de manera eficaz dos funciones. La primera de ellas es la de generar tensión, porque no sabemos en qué momento puede venir una nueva vuelta de tuerca generada por la traición de alguno de los personajes. Y la segunda es la de aliviarla, mediante elipsis sorpresivas en momentos clave.


Pero esta película también falla en algunos aspectos, como es la presentación con una escena surrealista y la posterior presentación de esta organización terrorista conocida como los “Apóstoles” y su objetivo de destruir el mundo en un vídeo explicativo, en lugar de mostrarlos en acción, algo necesario en una secuela de este género que es una de las claves del éxito de la serie de películas de James Bond, porque enganchan así a los espectadores. Y el segundo aspecto en los que para mí falla es en intentar armar un triángulo amoroso entre Ethan Hunt con su ex esposa Julia y la agente inglesa Ilsa Faust, porque se explica verbalmente por terceros, pero en ningún momento se nos muestra una escena de seducción o tensión sexual entre ellos.


En conclusión, “Misión: Imposible – Repercusión” es un nuevo capítulo de esta franquicia, que no da señales de agotamiento a pesar de ser la sexta película, que tiene cosas muy interesantes desde su puesta en escena, como ese realismo por sobre el espectáculo en las escenas de acción que hacen que aparezcan verosímiles situaciones de riesgo en las que resulta imposible sobrevivir. Pero también falla en algunos aspectos narrativos, que bien resueltos la hubieran convertido en una obra maestra.


PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.