ANT-MAN AND THE WASP

Para comprar esta película en Blu-Ray por Amazon hace clic acá: https://amzn.to/3r8RPD0

Ant-Man and the Wasp” (Estados Unidos, 2018). Dirección: Peyton Reed. Guion: Chris Mckenna, Paul Rudd, Erik Sommers, Andrew Barrer y Gabriel Ferrari. Protagonistas: Paul Rudd, Michael Douglas, Evangeline Lili, Laurence Fishburne, Michael Peña, Walton Goggins, Hannah John-Kamen y Michelle Pfieffer. Duración: 118 minutos. 


Ant-Man and the Wasp es el título de la secuela de“Ant-Man: el hombre hormiga”(Ant-Man, Peyton Reed, 2015), donde vimos por primera vez a Scott Lang (Paul Rudd), un ex convicto que utiliza un traje que le permite reducir ó aumentar su tamaño diseñado por el científico Hank Pym (Michael Douglas). Completan el elenco Evangeline Lili como Janet Van Dyne, hija de Hank Pym, que utiliza un traje similar al de Scott Lang, que la convierte en “The Wasp” (La Avispa), Laurence Fishburne, Michael Peña, Walton Goggins, Hannah John-Kamen y Michelle Pfieffer, entre otros. Todos ellos dirigidos, al igual que en su predecesora, por Peyton Reed, que vuelve a utilizar bien su experiencia en comedias para restarle evitar una seriedad que traería como consecuencia un ridículo involuntario. 

Al igual que su primera aparición, la historia se encuentra enmarcada en el “Universo Cinematografico de Marvel Comics”, pero ocurre en forma paralela a los sucesos épicos relatados en “Avengers: Infinity war” . Al comienzo Scott Lang cumple los últimos días de prisión domiciliaria por haber violado el “Acuerdo de Sokovia” en “Capitán América: civil war (Captain América: civil war, Anthony Russo, Joe Russo, 2016), cuando es reclutado por Hope Van Dyne, para que la ayude a rescatar a su madre, Janet Van Dyne, perdida en el reino cuántico desde hacía treinta años.


El mayor problema que tiene esta película es la villana Ghost, un personaje que puede atravesar la materia sólida y promete mucho al principio, pero que no logra crecer lo suficiente como para convertirse en interesante. Así como tampoco lo es Sonny Burch, el mercenario que busca quedarse con la tecnología de Hank Pym para venderla en el mercado negro. Y esta carencia de figuras antagónicas de peso, especialmente en una secuela donde no hace falta contar el origen de los personajes, hace que la trama se desordene, y ni siquiera los buenos pasos de comedia logran que el espectador se enganche como corresponde. Porque los pequeños gags producto del carácter incompatible de Paul Rudd, con esa inexpresividad que recuerda a Buster Keaton y que contrastan muy bien con un  meticuloso Michael Douglas es lo mejor que tiene esta película.


Lo que sí vale la pena rescatar, y es lo más logrado de la película, es el uso ingenioso de los efectos visuales, porque el cambio de tamaño tanto de los personajes, como de diferentes objetos, le permite jugar con ideas novedosas, como la del laboratorio portátil que puede ser cargado como una valija. Y estas ideas son explotadas al máximo en el clímax, donde vemos una persecución por las calles de San Francisco a una camioneta que cambia de tamaño, que homenajea a la de “Harry el sucio: sala de espera al infierno” (The dead pool, Buddy Van Horn, 1988), y culmina con un Ant-Man de tamaño gigante que utiliza un camión con acoplado como si fuera un monopatín.


En conclusión,Ant-man and The Wasp” es una película menor dentro de este Universo Cinematográfico de Marvel Cómics”, porque es un capítulo autoconclusivo que no necesita ser continuado en otra secuela. Y por eso el gran error al ser concebida así fue que se hayan dispersado tanto en la trama y no aparezca un villano más interesante, que permita lucirse más al personaje de “The Wasp” en su presentación como heroína. 

PATRICIO FERRO


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.