ASI HABLO EL CAMBISTA

“Así hablo el cambista” (Uruguay, Argentina, Alemania 2019). Dirección: Federico Veiroj. Guion: Federico Veiroj, Arauco Hernández Holz y Martín Mauregui, basado en la novela homonima de Juan Gruber. Protagonistas: Daniel Hendler, Luis Machín, Dolores Fonzi, German de Silva y Benjamín Vicuña. Duración: 93 minutos.


“Así hablo el cambista” es una coproducción entre Uruguay y Argentina, dirigida por Federico Veiroj, y que fue seleccionada para competir como Mejor Película Internacional en la edición de los premios Oscar del 2020. Tiene un elenco formado por grandes actores sudamericanos, porque su protagonista es el uruguayo Daniel Hendler, y lo acompañan los argentinos Luis Machín,Dolores Fonzi, y German de Silva y el chileno Benjamín Vicuña.

Basada en la novela homónima de Juan Gruber, la película nos cuenta la historia de Humberto Brause, interpretado por Daniel Hendler, un inescrupuloso cambista uruguayo que durante 20 años, -la historia comienza en 1956 y termina en 1976-, se dedica a hacer negocios con el dinero de la corrupción política. Y de forma paralela vemos cómo su trabajo influye en su vida privada; casado con Gudrum (Dolores Fonzi), hija de su mentor, al cual traiciona seducido ante la posibilidad de hacerse rico de forma deshonesta. Por eso su creciente éxito económico está acompañado de una decadencia moral y una larga serie de problemas que ponen en riesgo su salud.


Lo primero que vale la pena destacar es que su director utiliza una estética minimalista para relatar la historia de este antihéroe, al que una prótesis dental ayuda a afear su aspecto para generar una mayor antipatía con los espectadores. Es así como la mayor parte de la película transcurre en interiores con planos cerrados, que recuerdan a los polares franceses, género desarrollado en la misma época en que transcurre el relato. Y los tonos cálidos de las imágenes se deben a la iluminación de las lámparas de estos ambientes, reforzando aún más la sensación de encierro.


Vale la pena destacar también la influencia del cine de Martin Scorsesse, no solo porque trata un tema similar al de “El lobo de Wall Street” (The wolf of Wall Street, 2013), sino por el uso constante de la voz en off de su protagonista, el buen aprovechamiento del humor negro y el planteo moral formulado a partir de la doctrina cristiana. Pero a diferencia del cine de este prestigioso director, “Así habló el cambista” no ofrece una posibilidad de redención, sino que se limita a relatar el descenso a los infiernos del personaje mientras acumula cada vez más dinero y poder, como hizo también Francis Ford Coppola en “El padrino parte 2” (The Godfather: Part 2, 1974), a la que homenajea en un plano decisivo. Por eso también las escenas de violencia son escasas, y en su mayoría se encuentras fuera de campo, impidiéndole al espectador liberar la tensión acumulada. 


En conclusión, “Así hablo el cambista” sintetiza en una hora y media veinte años de la vida de este hombre con  una ambición desmedida por el dinero y su papel en la historia económica de los países sudamericanos. Y a su vez consagra a Federico Veiroj como uno de los directores más interesantes de la actualidad, ganando a partir de ahora una importante proyección internacional.


PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.