SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA

Para comprar esta película en Blu Ray por Amazon hace clic acá: https://amzn.to/37rDNVB

“Spider-Man: lejos de casa” (Spider-Man: far from home, Estados Unidos, 2019). Dirección: John Watts. Guion: Chris McKenna y Erik Sommers, basados en los personajes creados por Stan Lee y Steve Ditko. Protagonistas: Tom Holland, Jake Gyllenhall, Zendaya, John  Favreau, Marisa Tomei y Samuel L. Jackson. Duración: 129 minutos.


“Spider-Man: lejos de casa” es un nuevo capítulo dentro del Universo cinematográfico de Marvel Studios (MCU) y secuela directa de “Spider-Man: homecoming“(John Watts, 2017). En esta ocasión Tom Holland vuelve a interpretar al personaje del título, y lo acompañan Jake Gyllenhaal como Misterio, Zendaya como MJ, John  Favreau como Happy Hogan, Marisa Tomei como la tía May y Samuel L. Jackson como Nick Fury, entre otros. Y la dirección vuelve a estar a cargo de John Watts, quien al igual que en la precuela supo darle su propia visión al personaje, caracterizándolo como un joven naif, alejado de las versiones sufridas creadas por Sam Raimi y Marc Webb.

Desde el comienzo de esta película se nos muestran las consecuencias de lo sucedido en “Avengers: endgame” (Anthony y Joe Russo, 2019), y nos cuenta como Peter Parker debe mantener oculta su identidad secreta e intentar conquistar a MJ, su compañera de clase, mientras viajan por Europa en una excursión escolar. Y es ahí donde conoce a Nick Fury y a Misterio, un superhéroe que dice venir de un universo paralelo y lo ayuda a combatir a unos monstruos llamados “elementales”, que buscan destruir el mundo. Esto lo lleva a una crisis personal parecida a la que tuvo este personaje en “Spider-Man 2” (Sam Raimi, 2004) o Superman en “Superman 2” (Richard Lester, 1980), que lo hace tomar decisiones equivocadas que generan un punto de giro sorprendente.


Lo primero que vale la pena destacar es la combinación equilibrada entre ambas subtramas, que conviven en forma armónica, y donde la efectividad de sus gags disculpan la resolución inverosímil de algunas escenas. Porque la película busca divertir al espectador, buscando generar el mismo efecto que con “Ant-Man and the Wasp”, de cambiar el tono solemne de los dos capítulos anteriores. Es así como cada personaje tiene su momento para lucir su comicidad, y muchos gags quedan en un segundo plano, invitando al espectador a descubrirlos en futuras visualizaciones.


Este tono alegre se puede apreciar también en la colorida fotografía de Matthew J. Lloyd, que hace un uso asombroso de los planos secuencia para las escenas de acción donde la cámara sigue los movimientos arácnidos del protagonista. Y la edición a cargo de Leigh Folsom Boyd y Dan Lebental ordenan las diferentes tomas permitiendo al espectador reconstruir en su cabeza las escenas de acción de forma ordenada. A lo que también hay que sumarles el leit motive del personaje, con una tonalidad épica compuesta por el ganador del Oscar Michael Giacchino.


En conclusión, “Spider-Man: lejos de casa” funciona como el cierre de la Fase 3 del MCU, porque termina de atar los cabos sueltos hasta el momento y permite un nuevo comienzo en la Fase 4, del cual tenemos pocos indicios. Y si bien la composición del personaje parece más orientada al público infantil, no deja de lado a los adultos, ofreciéndoles a todos esta película entretenida destinada a convertirse en un éxito de taquilla.


PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.