HILLBILLY, UNA ELEGIA RURAL

Hillbilly, una elegia rural (Hillbilly Elegy, Estados Unidos 2020). Direccion: Ron Howard. Guion: Vanessa Taylor, basado en la novela autobiografica de J.D. Vance. Protagonistas: Gabriel Basso, Owen Asztalos Amy Adams, Glen Close, Halley Bennett, Bo Hopkins y Freida Pinto. Duracion: 116 minutos.

Hillbilly, una elegía rural es la nueva película del ganador del Oscar al Mejor Director Ron Howard, quien adapta la novela autobiográfica de J.D. Vance, interpretado por Gabriel Basso en su versión adulta y Owen Asztalos en su versión infantil. Y los acompañan los nominados al Oscar Amy Adams y Glen Close, junto con Halley Bennett, Bo Hopkins y Freida Pinto, entre otros.

La historia alterna de forma constante entre un presente en la actualidad, con un J. D. Vance adulto, y un pasado en la década del 90, donde conocemos su infancia en un pueblo rural del interior de los Estados Unidos. Pero a diferencia de “Nada es para siempre” (A River Runs Through It, Robert Redford 1992), también autobiográfica, muestra una versión más cruda de la vida rural, en la que en lugar de idealizarla y resaltar sus virtudes, conocemos las miserias de sus personajes. Y es así como conocemos a Bev (Adams), su madre adicta a la heroína con un comportamiento impulsivo  y violento y a su abuela Mamaw (Close).

Lo primero que vale la pena destacar es la caracterización de los personajes, maquillados de forma idéntica a las personas que interpretan, algo que podemos apreciar en las fotos que aparecen en los créditos finales. Ya que resulta fundamental para generar una interpretación verosímil, donde el espectador ve a los personajes y no a quienes los interpretan, algo fundamental en una película donde abunda una larga serie de gritos, insultos, golpes y otras situaciones mostradas con una crudeza cercana a un mal gusto innecesario por momentos.

Pero el principal problema de esta película se encuentra en el montaje de James Wilcox, cuyo desorden entre el pasado y futuro puede generar confusión en el espectador, además de restar suspenso u omitir escenas clave que son explicadas mediante diálogos. Y esto es una lástima, viniendo de un director que hizo del montaje uno de los puntos fuertes de sus mejores películas, siendo Apollo 13 (1995) ganadora del Oscar por este rubro, porque desluce el trabajo actoral y desaprovecha su potencial narrativo.

En conclusión, Hillbilly, una elegía rural es una película menor dentro de la filmografía de Ron Howard, a pesar de que se lucen tanto Glen Close como Amy Adams con papeles que seguramente serán tenidos en cuenta en la próxima entrega de los Oscar. Es por eso que da la sensación que fue pensada como un telefilme para ver en Netflix, donde puede funcionar, sin dejar por eso de dar la sensación de que la misma historia pudo haber sido mucho mejor aprovechada.

PATRICIO FERRO

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.