REY RICHARD: UNA FAMILIA GANADORA

Rey Richard: una familia ganadora (King Richard, Estados Unidos 2021). Dirección: Reinaldo Marcus Green. Guion: Zach Baylin. Protagonistas: Will Smith, Aunjanue Ellis, Saniyya Sidney, Demi Singleton, Tony Goldwyn y Jon Bernthal. Duración: 144 minutos.

Rey Richard: una familia ganadora es una película protagonizada por Will Smith, en la que busca su tercera nominación al Oscar como mejor actor, interpretando a Richard Williams, padre de las prestigiosas tenistas Venus y Serena Williams. Está dirigido por Reinaldo Marcus Green y completan el elenco Aunjanue Ellis, Saniyya Sidney, Demi Singleton, Tony Goldwyn y Jon Bernthal, entre otros.

La historia cuenta el plan obsesivo de Richard Williams, un padre de familia de clase trabajadora de Los Ángeles, para que sus hijas Venus y Serena lleguen a ser las estrellas del tenis en las que se convirtieron. Volviendo a su entrenamiento abusivo, y tomando decisiones polémicas, que terminaron dando buenos resultados.

Lo más destacable de esta película es el trabajo actoral de Will Smith, que abandona el estereotipo de galán carismático para convertirse en este padre de familia encorvado, barbudo y mal vestido. Y que, al igual que el Jake Shuttlesworth de Denzel Washington en Una mala jugada (He got game, Spike Lee 1998), está convencido del talento para el deporte de sus hijas, y llega a las últimas consecuencias para que alcancen el éxito.

Pero el problema es que invierte los papeles, dejando en un segundo plano a quienes tendrían que ser las verdaderas protagonistas, que son Venus y Serena Williams, hasta el punto de alternar de manera constante el partido de tenis que da lugar al clímax con primeros planos de Will Smith viéndolo por televisión. Cometiendo así el mismo error de puesta en escena de Moneyball: rompiendo las reglas (Moneyball, Bennett Miller 2011) de hacer una película deportiva que privilegia el trasfondo por sobre el deporte en sí. Lo que termina resultando un desperdicio de situaciones del interesante potencial cinematográfico, simplificadas en una serie de planos y contraplanos de diferentes tamaños.

En conclusión, Rey Richard: una familia ganadora es una película que no funciona porque se enfoca en la parte menos interesante de una historia real. Poniendo como protagonista al padre de las estrellas del deporte Venus y Serena Williams en lugar suyo, y finalizando en el comienzo de sus carreras profesionales. Contando otra historia real más de superación personal, pero desaprovechando el potencial cinematográfico que tiene el tenis para ofrecerle al espectador.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.