LILO, LILO, COCODRILO

Lilo, Lilo, cocodrilo (Estados Unidos, 2022). Dirección: Josh Gordon y Will Speck. Guion: Will Davies, basado en los libros de Bernard Waber. Protagonistas: Javier Bardem, Scoot McNairy, Constance Wu y Winslow Fegley. Duración: 106 minutos.

Lilo, Lilo, Cocodrilo es una película que apunta al público infantil, adaptando la serie de libros de Bernard Waber, sobre Lilo, un cocodrilo cantante. Está dirigida por Josh Gordon y Will Speck, y está protagonizada por el ganador del Oscar al mejor actor de reparto Javier Bardem, acompañado de Constance Wu, Scoot McNairy, Winslow Fegley, Brett Gelman y la voz de Shawn Mendes en la versión original interpretando las canciones de Lilo.


La historia se centra en Josh Primm (Fegley), un niño que se muda con sus padres a una casa en Nueva York, en la que vive Lilo, un cocodrilo cantante del que se hace amigo. Y junto al carismático mago Hector P. Valenti (Bardem), el antiguo propietario que vuelve de viaje, buscan hacerlo vencer su pánico escénico, y así lograr que el público descubra su talento.


En primer lugar es necesario destacar que esta película funciona por la naturalidad con que toman los personajes humanos la existencia de este cocodrilo, evitando así explicaciones absurdas para pasar directamente a la acción. Y es ahí donde Javier Bardem se luce con un personaje completamente diferente al de su larga trayectoria, ya que se le permite tanto divertirse con el canto y el baile como un niño, y tomar decisiones cuestionables desde la ética como un adulto.


Un párrafo aparte merece la fotografía, a cargo de Javier Aguirresarobe, que se luce tanto en la espectacularidad de las escenas musicales como en el largo plano secuencia inicial, que marca un ritmo dinámico que se sostiene hasta el final. A lo que se le agrega el excelente trabajo de efectos visuales, especialmente en la creación de este cocodrilo animado por CGI cuya expresividad logra el carisma necesario para generar empatía con los espectadores de todas las edades, teniendo en cuenta que su única forma de comunicación verbal es mediante canciones.


En conclusión, al igual que E.T. (Steven Spielberg, 1982), Lilo, Lilo, Cocodrilo cuenta una tierna historia de amistad entre un niño y una criatura fantástica. Y si bien en ambos casos se apunta en primer lugar al público infantil, puede ser disfrutado por gente de todas las edades, gracias a su humor, sus escenas de gran espectáculo y al carisma de sus personajes.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *