GOL GANA

Visitas: 15

Esta critica fue publicada también en Apreciando el cine: https://www.facebook.com/apreciandoelcine

Gol gana (Next goal wins, Estados Unidos, Reino Unido, 2023). Dirección: Taika Waititi. Guion: Taika Waititi y Ian Morris. Protagonistas: Michael Fassbender, Oscar Kightley, Kaimana, Elisabeth Moss, Will Arnet y Taika Waititi. Duración: 105 minutos.

No confundir con el documental que lleva el mismo nombre y es del 2014, donde se cuenta parte de los mismos eventos que veremos en la obra de este año.

¿Vieron esa gente que te dice sobre una persona: ¡¡¡Lo amas o lo odias!!!: eso genera Taika Waititi. El realizador siempre busca ser polémico. Tras su paso por el “Universo de Marvel” en las pelis del dios nórdico (“Thor: Ragnarok” y “Thor: Love and thunder”) deja a los héroes para dirigir una cinta basada en hechos reales de un equipo de fútbol de “fracasados”.

Con el director neozelandés no hay medias tintas.

¿Podrá darle grandeza a esa gente en esta ‘biopic’?

Tras perder por más de 30 goles en un partido con Australia el presidente de la selección de Samoa Americana decide contratar al conflictivo Thomas Rongen; un técnico reconocido por sus fracasos y su espíritu virulento. Ambos intentarán algo que parece imposible: que por lo menos conviertan aunque un sólo gol.

Si podemos concebir esto como algo ligero, lleno de clichés, predecible a más no poder y además de dejarnos llevar por la intención sensible del relato, seguro nos llenará el alma (al menos para pasar el rato).

Sabemos que el humor de este cineasta no es el más creativo y hasta parece muy infantil porque así es él. Dentro de su ego tampoco nos perderemos de su presencia interpretando al personaje que más vergüenza ajena intencional genera.

Destacaría a nivel actoral a Fassbender que se compromete a full con su rol; a Oscar Kightley y Kaimana en su primera participación en cine interpretando a una jugadora trans que sigue jugando con ellos.

La fotografía me transmitió esa moral liviana que emana ese pueblo que en varios momentos trata de ridiculizar (sin llegar a faltar el respeto).

Hay exageraciones respecto de lo que pasó realmente, claramente para que ciertas escenas funcionen a nivel emocional y cinematográfico.

En definitiva, una producción familiar con una ametralladora de chistes que, aunque sea uno te va a sacar, una sonrisa. No es pretenciosa, va al grano y casi no tiene relleno.

La cancha tiene el pasto bien cortado, los jugadores entrenados y bien equipados, listos para ganar. No en una final del mundo, pero sí en ese terreno barrial que llaman potrero.

GUILLERMO VERÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *