EL COLOR PÚRPURA

Visitas: 19

Esta crítica fue publicada también en Apreciando el cine: https://www.facebook.com/apreciandoelcine

El color púrpura (The Color Purple, Estados Unidos, 2023). Dirección: Blitz Bazawule. Guion: Marcus Gradley y Marsha Norman, basados en la novela de Alice Walker. Protagonistas: Fantasia Barrino, Tajari P. Henson, Colman Domingo, Danielle Brooks y Halle Bailey. Duración: 141 minutos.

Por lo general, cuando se hacen ‘remakes’, reversiones, precuelas o secuelas de una cinta que uno ama siempre se tiene una sensación de temor y/o hastío. Ya que no siempre dan el mejor de los resultados. Tampoco creo que todas sean malas, no es el concepto lo que es “malo”, más bien la realización puntual. La gran mayoría de las veces no se cuenta ni con los recursos ni el talento. Sólo se busca hacer (como se dice en Argentina) “guita fácil”. Más en estos tiempos donde, entre la voracidad del público y la cantidad de producciones que salen a diario, es obvio que el resultado puede ser pésimo.

Ahora nos llega una nueva adaptación (con canciones y sobre el musical) del libro de Alice Walker. Tuvimos la excelente película de Spielberg a fines de los ’80. En esta ocasión, hay mucho talento afroamericano; nombres como: Taraji P. Henson, Halle Bayley, Danielle Brooks, Colman Domingo, Ciara y H.E.R., entre otros. ¿Lograrán algo que valga la pena?

Celie es una joven alegre que quiere una vida idílica y comparte sus mejores momentos con su hermana Nettie. Su vida cambiará cuando su padre la obligue a casarse con un hombre que volverá su vida un infierno.

El Gospel es la música representativa del creyente religioso pentecostal o protestante de cierta parte de Estados Unidos (con los años se ha expandido a otros países) con sus derivados y todo. Cuando se hizo la versión teatral me pareció lo más lógico que vayan por ese lado. También hay Blues y otros géneros que son parte de su cultura.

Sé que muchos querrán saber si es mejor a la de Steven. Y no; de todos modos eso no la hace una mala película. La puesta en escena es genial. Se nota que está todo diagramado milimétricamente para que no haya errores, ya que los bailes y los actos son parte de lo que sucede. A veces hay momentos que pueden perder verosimilitud en la escena, pero suma a la historia en sí que muchos ya conocemos.

Cuando vayan a verla no hay que olvidar que no tiene que ser comparada con la del creador de “E.T.”, porque lo que sucede es muy diferente. Algo similar a lo que pasó con la Matilda de DeVito y la realizada por Netflix.

Las actuaciones son extrañas porque siento que no terminan de transmitir la desazón de la protagonista y demás personajes; a medida que van canbiando las actrices. Me costó empatizar, así y todo hay momentos de actuaciones brillantes como las de Brooks, Barrino o Henson.

Las coreografías muchas veces se funden con la acción del elenco, según la canción, aunque las canciones son buenas no logra trascender.

En una cinta de grises, logra dejarnos unos colores que alegran al alma. Ese púrpura sigue vivo.

GUILLERMO VERÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *