5 SANGRES

“5 Sangres” (Da 5 bloods, Estados Unidos 2020). Dirección: Spike Lee. Guion: Spike Lee, Danny Bilson, Paul De Meo y Kevin Willmott. Protagonistas: elroy Lindo, Jonathan Mayors, Clarke Peters, Norm Lewis, Isiah Whitlock Jr., Paul Walter Hauser, Mélanie Thierry, Jean Reno y Chadwick Boseman. Duración: 154 minutos.

“5 Sangres” es el título de la última película de Spike Lee, un director afroamericano de larga trayectoria, cuyos proyectos más personales abordan las problemáticas de su colectividad en Estados Unidos. Y en esta ocasión aborda un relato coral, contando con un reparto formado por Delroy Lindo, Jonathan Mayors, Clarke Peters, Norm Lewis, Isiah Whitlock Jr., Paul Walter Hauser, Mélanie Thierry, Jean Reno y Chadwick Boseman, entre otros.

La historia se centra en cuatro veteranos de la guerra de Vietnam, que junto al hijo de uno de ellos regresan al país para repatriar los restos del líder de su escuadrón (Boseman). Pero esa es la pantalla para recuperar una valija llena de lingotes de oro enterrada también allí. Y mientras se cuenta la historia se intercalan materiales de archivo fílmico y fotográfico que explican las motivaciones de sus personajes en la actualidad, dentro el contexto histórico del que formaron parte y que los sigue condicionando.

Desde el punto de vista técnico vale la pena destacar el uso narrativo del cambio de formato, digital para la actualidad y analógico para los flashbacks. Lo que, sumado al cambio de formato de la pantalla por una más angosta en los segundos, permite que el espectador reconozca fácilmente en que época se encuentran sus protagonistas, ya que no son reemplazados por actores más jóvenes y conservan el mismo aspecto, dando a entender que el tiempo no paso para ellos. Y lo mismo ocurre con el material de archivo que se intercala a lo largo del relato, dejando claro qué momentos forman parte de la actualidad, cuales del pasado y cuáles son extradiegéticos.

Pero la principal contra que tiene esta película es que no confía en la potencia narrativa de su relato, por lo que recurre constantemente al material de archivo como bajada de línea, algo propio del estilo de Spike Lee. Por eso cuando deja de ‘mostrarle’ al espectador para explicarle mediante este recurso documental, lo distrae, generando un efecto  anticlimático, como ocurre claramente con la escena del campo minado. Porque según mi parecer, con la secuencia de fotos y material de archivo del comienzo, alcanzaba como único recurso extradiegético.  Y hubieran cobrado más fuerza los recursos diegéticos, como las críticas a Paul (Lindo) por parte de sus amigos por haber votado a Donald Trump y la diferenciación ideológica explícita con “Desaparecido en acción” (Missing in action, Joseph Zito 1984), cuyo argumento es similar.

En conclusión, “5 sangres” es una de las películas más personales de Spike Lee, ya que en un relato de ficción puede abordar de forma sintética gran parte de las temáticas tratadas a lo largo de su obra, basada muchas veces en personajes reales como “Malcolm X” (1992). Y si bien es sorprendente cómo demuestra que los conflictos durante la guerra de Vietnam siguen vigentes en la actualidad, falla al no confiar en el potencial de su historia y recurrir a la bajada de línea característica de su obra, pero cuya redundancia en este caso la vuelve anticlimática.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.