FRAGMENTOS DE UNA MUJER

Fragmentos de una mujer (Pieces of a woman, Estados Unidos, Canadá, Hungría 2020). Direccion: Kornél Mundruczó. Guion: Kata Wéber. Protagonistas: Vanessa Kirby, Shia LaBeouf, Iliza Shlesinger, Molly Parker y Ellen Burstyn. Duración: 126 minutos.

Fragmentos de una mujer es una película producida por Martin Scorsesse, dirigida por el húngaro Kornél Mundruczó y protagonizada por Vanessa Kirby, quien ganó el premio a la Mejor Actriz por su interpretación en el prestigioso Festival de Venecia. Y la acompañan Shia LaBeouf, Iliza Shlesinger, Molly Parker y la ganadora del Oscar como Mejor Actriz Ellen Burstyn entre otros.

Basada en un guion de Kata Wéber, esposa del director, cuenta la historia de Martha (Kirby), una mujer que pierde a su hija después de un parto en su casa. Y comienza un largo proceso de duelo, que incluye una profunda crisis matrimonial, la mirada prejuiciosa de la sociedad y la búsqueda de culpables.

Lo primero que hay que valorar de esta película es su fotografía, a cargo de Benjamin Loeb, donde se destaca un extenso plano secuencia al comienzo, en el que se logran capturar las sensaciones cambiantes de cada personaje en el momento del parto alternando entre diferentes tipos de plano. Pero esta escena no desentona con el resto de la puesta en escena, en la que también se hace un muy buen uso narrativo de planos secuencia más cortos y de la profundidad de campo, cuyo poder de síntesis permite conectar con el espectador sin tener que dar explicaciones anticlimáticas. 

Pero lo que hace que la fotografía funcione son las actuaciones, fundamentalmente la de Vanessa Kirby, quien interpreta de forma verosímil el amplio espectro de emociones que atraviesa su personaje sin recurrir a golpes bajos. Ya que a diferencia de lo que ocurre en Hillbilly, una elegía rural (Hillbilly Elegy, Ron Howard, 2020), donde los conflictos se verbalizaban al extremo, su procesión va por dentro, y se ve reflejada en su aislamiento y toma de decisiones en soledad. Lo que aumenta aún más la tensión con su esposo, quien se aleja de ella y se alía con su manipuladora suegra, en una gran interpretación de  Ellen Burstyn, que interpreta la tragedia familiar como un fracaso de su hija.

En conclusión, Fragmentos de una mujer es una película que habla sobre el proceso del duelo, donde tanto las actuaciones como la fotografía logran transmitir al espectador la sensación de angustia que atraviesan los personajes. Y funciona, a pesar de la ausencia de momentos cómicos que relajen la tensión, porque opta por mostrar lo que ocurre con crudeza, en lugar de dar largas explicaciones.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.