CHERRY

Cherry (Estados Unidos, 2021). Dirección: Anthony y Joe Russo. Guion: Angela Russo y Jessica Goldberg, basado en la novela homónima de Nico Walker. Protagonistas: Tom Holland, Ciara Bravo, Jack Reynor, Jeff Wahlberg y Michael Rispoli. Duración: 142 minutos.

Cherry es una nueva colaboración entre los hermanos Anthony y Joe Russo como directores y Tom Holland como protagonista, en esta ocasión como un antihéroe adicto a la heroína y ladrón de bancos. Completan el elenco Ciara Bravo, Jack Reynor, Jeff Wahlberg y Michael Rispoli, entre otros.

Con un guion a cargo de Angela Russo y Jessica Goldberg, basado en la novela homónima de Nico Walker, cuenta la historia de Cherry, un joven que vuelve de la guerra de Irak con stress postraumático. Lo que lo convierte en un adicto a la heroína, y que consigue la plata para comprarla asaltando bancos. Siempre acompañado de Emily, su joven esposa, quien toma también la decisión desacertada de caer en la misma adicción, generando así una relación tóxica entre ellos.

Lo primero que vale la pena destacar de esta película es la forma en que está contada, porque sus directores, al igual que Martin Scorsesse, abusan de la voz en off de su protagonista, y hasta rompen la cuarta pared, haciéndolo hablar mirando a cámara como en El lobo de Wall Street (The wolf of Wall Street, 2013). Pero a diferencia del ganador del Oscar, en el caso de los Russo resulta forzado, lo que genera molestia en el espectador, mejorando notablemente en la segunda parte, en la que abandonan los recursos extradiegéticos para volver al relato clásico.

Las actuaciones merecen un párrafo aparte, ya que al igual que en “El diablo a todas horas” (The devil all the time, Antonio Campos 2020) Tom Holland vuelve a apostar por un personaje opuesto al de Spiderman, ya que una vez que vuelve de la guerra de Irak toma una serie de malas decisiones que lo hacen atravesar un círculo vicioso de adicción y delincuencia. Y arrastra dentro de este a su esposa Emily, la sorprendente Ciara Bravo, que se destaca especialmente en la segunda parte, que se convierte en adicta a la heroína.

En conclusión, en Cherry, los hermanos Russo abandonan su exitoso paso por las películas de los superhéroes de Marvel para contarnos todo lo contrario, porque su protagonista forma un círculo vicioso de delincuencia y adicción. Pero el problema no es ese, sino que copian el estilo de Martin Scorsesse para contar una historia con una temática propia de su cine, lo que resulta molesto en la primera parte, quedando más aún en evidencia por cómo mejora la trama en la segunda, cuando se abandonan los recursos extradiegéticos.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.