LA CRONICA FRANCESA

La crónica francesa (The french dispatch, Estados Unidos, Alemania 2021). Dirección: Wes Anderson. Guion: Wes Anderson, Roman Coppola, Hugo Guiness, y Jason Schwartzman. Protagonistas: Bill Murray, Frances McDormand, Timothée Chalamet, Adrien Brody, Tilda Swinton, Benicio Del Toro, Léa Seydoux y Owen Wilson. Duración: 105 minutos.

La crónica francesa es la última película de Wes Anderson, sobre un diario norteamericano en una ciudad francesa ficticia llamada Ennui-sur-Blasé a mediados del siglo XX. Y para ello vuelve a contar con un gran elenco de estrellas, muchos de ellos sus actores fetiche, entre los que se encuentran Bill Murray, Frances McDormand, Timothée Chalamet, Adrien Brody, Tilda Swinton, Benicio Del Toro, Léa Seydoux y Owen Wilson, por solo nombrar algunos.

El guión de esta película está estructurado de forma episódica, formada en base a tres historias que se presentan como artículos de la revista del título, más un prólogo en el que Owen Wilson presenta la ciudad recorriendo sus calles en bicicleta. Los cuales son relatados a modo de homenaje a su director Arthur Howitzer, Jr. (Murray), recientemente fallecido, que cumple la función de nexo entre ellas.

Lo primero que es necesario aclarar es que Wes Anderson impone su estilo particular por sobre la historia, utilizando recursos extradiegéticos propios del género documental. Entre los que se encuentran la voz en off de Angelica Houston brindando información de forma constante, el cambio de formato de pantalla y la división de la misma, la alternancia entre escenas filmadas en blanco y negro con otras en color y hasta el uso de la animación.

Un párrafo aparte merecen los inconfundibles encuadres de su director, cuya simetría y escasos movimientos de cámara son aprovechados para generar gags visuales que recuerdan a la obra de Jaques Tati, razón por la que se lo homenajea al comienzo con una cita a Mi tío (Mon ouncle, 1957). Aunque se encuentra lejos de ser la mejor de su carrera, porque abarca demasiados temas sin profundizar en ninguno, resumiendo cada uno de los relatos, que de haber sido tres películas diferentes podrían haber sido explotados con mayor profundidad, sin necesidad de acudir tanto al recurso de la voz en off explicativa. Además de darle mayor tiempo a cada actor para que se luzcan con estos personajes interesantes que tienen escasos minutos en pantalla.

En conclusión, La crónica francesa es una película donde Wes Anderson vuelve a imprimir su estilo característico, aunque se encuentra lejos de ser la mejor de su carrera por haber tomado la decisión desacertada de unificar las tres historias de forma en lugar de filmar una trilogía. Dejando así la sensación de que en esta ocasión pensó en darles el gusto a sus más fieles seguidores, dejando de lado al público masivo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.