NO MIRES ARRIBA

No miren arriba (Don´t look up, Estados Unidos 2021). Dirección: Adam McKay. Guion: Adam McKay y David Sirota. Protagonistas: Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Mark Rylance y Cate Blanchett, Tyler Perry, Jonah Hill, Rob Morgan, Timothée Chalamet y Ariana Grande. Duración: 138 minutos.

No mires arriba es una comedia de ciencia ficción producida por Netflix, protagonizada por los ganadores del Oscar Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence, en la que interpretan a dos científicos que descubren que un meteorito se encuentra próximo a estrellarse contra nuestro planeta. Y los acompaña una gran cantidad de actores prestigiosos en papeles secundarios, co mo son los también ganadores del Oscar Meryl Streep, Mark Rylance y Cate Blanchett, ademas de Tyler Perry, Jonah Hill, Rob Morgan, Timothée Chalamet y la cantante Pop Ariana Grande.

La historia cuenta los problemas que deben enfrentar dos astrónomos (DiCaprio y Lawrence), para concientizar a la población mundial sobre un meteorito que se encuentra a punto de destruir nuestro planeta. Mostrando las diferentes decisiones que toman los gobernantes, los empresarios y los medios de comunicación, privilegiando sus propios intereses sin tener en cuenta las consecuencias.

Es necesario aclarar que si bien el tema fue tratado en diversas películas, como Armageddon (Michael Bay, 1998), su director cambia el enfoque, y en lugar de contarlo desde la épica propia del cine catástrofe, ofreciendo imágenes espectaculares plagadas de efectos visuales, opta por la sátira. Porque lo que le interesa mostrar son las conductas, con virtudes y miserias, de los diferentes personajes ante esta situación apocalíptica inminente. Motivo por el cual también el Doctor Mindy de Leonardo DiCaprio se asemeja más a un personaje de Woody Allen que de Roland Hemmerich, que puede apreciarse en la cantidad de medicación que toma y su falta de carisma, reflejado también en tanto en su vestuario como en su postura corporal. Y lo mismo ocurre con la Kate Dibiasky de Jennifer Laurence, afeada y despojada de su glamour para interpretar a esta científica que se convierte en heroína, asumiendo la responsabilidad que trae consigo su descubrimiento.

Esta verosimilitud puede verse también en la puesta en escena, con un montaje desordenado, de cortes abruptos y saltos temporales, en la que se permite además la aparición de algunos créditos explicativos. Manteniéndose así fiel a un estilo que comenzó con La gran apuesta (The big short, 2015), en el que cambia el gag físico por la ironía verbal y las situaciones incómodas para dar a conocer abiertamente su postura, tanto política como ideológica.

En conclusión, No mires arriba es una película en la que su director utiliza un planteo apocalíptico para mostrar diferentes comportamientos humanos en momento de crisis . Manteniéndose fiel a su estilo de ironía y humor negro. Y, a pesar de que la bajada de línea resulta evidente, funciona porque no se olvida de contar una historia entretenida.

PATRICIO FERRO

Un comentario

  1. Muy buena tu reseña. Sumo que hay una critica muy directa a la burocracia política, estatal y mediática, a ese evidente desinterés por los temas que afectan a la sociedad. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.