LICORICE PIZZA

Les comparto un link para la compra del soundtrack de esta película, disponible en Amazon: https://amzn.to/3HnMoZ2

Licorice Pizza (Estados Unidos, Canadá 2021). Guion y Direccion: Paul Thomas Anderson. Protagonistas: Cooper Hoffman, Alana Haim, Sean Penn, Tom Waits y Bradley Cooper. Duración: 133 minutos.

Licorice Pizza es la última película de Paul Thomas Anderson, quien vuelve a su California natal para contar una historia intimista sobre un amor que no se puede concretar por la diferencia de edad de sus protagonistas. Y marca el primer papel protagónico de Cooper Hoffman, hijo de Phillip Seymour Hoffman, y Alana Haim, acompañados del dos veces ganador del Oscar Sean Penn, Tom Waits y Bradley Cooper, entre otros.

La historia transcurre en 1973 en el Valle de San Fernando, y nos presenta a Gary Valentine (Hoffman), un carismático adolescente que se enamora de Alana Kane, una mujer diez años mayor, que tiene que esperar la mayoría de edad para poder estar con ella. Razón por la cual entablan una amistad, compartiendo diversos trabajos que sirven como excusa para estar juntos.

En primer lugar es necesario aclarar que Licorice Pizza es una película en la que, al igual que La comezón del séptimo año (The seven year itch, Billy Wilder 1955), sus protagonistas no pueden satisfacer su deseo sexual, lo que la mantiene dentro de las reglas de la comedia clásica y la aleja de cualquier situación polémica. Sirviendo como excusa a su director para mostrar una serie de situaciones de ternura y complicidad, carentes de una concepción puritana, sacando el máximo provecho de la química del dúo protagónico, y de incluir en la narración diversas referencias culturales de la época.

Un párrafo aparte merece su fotografía, en la que el propio director se hace cargo junto a Michael Bauman, imponiendo su sello característico en formato físico. Y es así cómo podemos disfrutar de una serie de complejos planos secuencia acompañando a los personajes, que si bien carecen de la espectacularidad a las que nos tiene acostumbrados, nos permiten disfrutar de la espontaneidad gestual de sus personajes y le otorgan fluidez al relato.

En conclusión, Licorice Pizza es una película que describe el mientras tanto que supone ese paso de la niñez a la adultez llamado adolescencia. Aportando, al igual que en Juegos de Placer (Boogie Nights, 1997), una visión optimista e idealizada del lugar y la época donde se crió su director, opuesta al pesimismo irónico que caracteriza el resto de su obra. Mostrando una faceta diferente del mejor director americano surgido en estos últimos años.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.