EL HOMBRE DEL NORTE

El hombre del norte (The Northman, Estados Unidos 2022). Dirección: Robert Eggers. Guion: Sjon y Robert Eggers. Protagonistas: Alexander Skarsgård, Anya Taylor-Joy, Claes Bang, Nicole Kidman y Ethan Hawke. Duracion: 136 minutos.

El hombre del norte es la tercera película escrita y dirigida por Robert Eggers, y protagonizada por Alexander Skarsgård como Amleth, un príncipe vikingo que busca vengar el asesinato de su padre a manos de su tío. Acompañado de Anya Taylor-Joy, Claes Bang, Nicole Kidman y Ethan Hawke, entre otros.

La historia se centra en la leyenda que también dio origen a Hamlet, obra teatral de William Shakespeare, motivo por el cual vemos como cuando es un niño Amleth se convierte en testigo del asesinato de su padre, el rey Auvandil (Hawke), a manos de su tío Fjölnir (Bang). Y logra escapar, evitando ser asesinado, para volver a encontrarlo de adulto, y llevar a cabo su venganza, aprovechando que no lo reconocen, para provocarle diferentes desgracias mientras se hace pasar por su esclavo.

En primer lugar es necesario destacar que es uno de los pocos casos, junto con Ran (Akira Kurosawa, 1985), por ejemplo, en los que la solemnidad y teatralidad de la puesta en escena, reflejada especialmente en los diálogos, funciona, para darle ese tono legendario. Lo que justifica también tanto sus escenas surrealistas, producto de diversos rituales paganos, en los que se explica el destino trágico de su protagonista, como la excesiva violencia explícita, cuya estética gore similar a la obra de Mel Gibson como director, se justifica debido a la crueldad de sus personajes.

Un párrafo aparte merece su fotografía, en la que el director vuelve a trabajar con Jarin Blaschke, que se destaca tanto en la belleza de las escenas nocturnas y de interiores iluminadas por el fuego, que generan un fuerte contraste entre luz y oscuridad, como en los planos secuencia de las escenas de combate. Así como también se destaca el diseño de producción, a cargo de Craig Lathrop, donde se pueden apreciar diversas construcciones rústicas ubicadas en paisajes impresionantes, pero cuyo clima resulta hostil.

En conclusión, El hombre del norte es una película que justifica la teatralidad solemne de su puesta en escena al contar un relato épico y excesivamente violento. Y confirmando a Robert Eggers como uno de los directores más interesantes de esta nueva generación, ya que logra resultados satisfactorios con sus decisiones arriesgadas.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.