LA IRA DE DIOS

La muerte lenta de Luciana B. (Crimen y misterio)
Para comprar la novela La muerte lenta de Luciana B. que inspiro la película hace clic acá: https://amzn.to/3HuG2YF

La ira de Dios (Argentina, 2022). Dirección: Sebastián Schindel. Guion: Pablo del Teso y Sebastián Schindel, basados en la novela “La muerte lenta de Luciana B.” de Guillermo Martínez. Protagonistas: Diego Peretti, Juan Minujin, Macarena Achaga, Mónica Antonopulos y Guillermo Arengo. Duración: 97 minutos.

La ira de Dios es la adaptación cinematográfica de la novela La muerte lenta de Luciana B. de Guillermo Martínez, producida y estrenada en Netflix. Esta dirigida por Sebastián Schindel, y protagonizada por Diego Peretti, Juan Minujin, Macarena Achaga, Mónica Antonopulos y Guillermo Arengo, entre otros.

La historia, que se estructura en base a la alternación de diferentes líneas temporales que se suceden a lo largo de doce años, se centra en Luciana Blanco (Achaga), una joven convencida de que las trágicas muertes de los miembros de su familia fueron orquestadas por Kloster (Peretti), un exitoso novelista para el que trabajaba. Razón por la que contrata al periodista Esteban Rey (Minujin), para que investigue y exponga la verdad en el diario en el que trabaja.

El principal problema de esta película se encuentra en su estructura desordenada, ya que en varios de los saltos temporales se explican cosas ocurridas en el pasado, lo que hace que expliquen antes de mostrarse acontecimientos fundamentales para la trama. Anulando la intriga, y por lo tanto el interés del espectador, en una trama compleja que camina sobre el limite de lo inverosímil. Además de dejar colgadas algunas cuestiones interesantes, como la del azar, que servirían de marco teórico en escenas, como la de la moneda en el bar, que no llevan a nada.

Así como tampoco funcionan las actuaciones, especialmente de Diego Peretti, quien no convence como un manipulador carismático, tanto por su aspecto de antihéroe, que le permitió lucirse en comedias como Tiempo de valientes (Damián Szifron, 2005) como la forma en que recita sus líneas de dialogo, propias de alguien que se limita a decir lo que esta escrito en el guion. Y Juan Minujin tampoco convence con este personaje propio del cine negro, a pesar de cumplir con todos los clichés, entre los que se encuentran el fumar mientras camina bajo la lluvia con un piloto fuera de época y tomar whisky en exceso. Macarena Achaga, en cambio, cumple bien su función de joven inocente convertida en adulta sufrida, sacando provecho de su parecido físico a Emanuelle Seigner, esposa y musa de Roman Polanski, en un personaje similar al de sus películas.

En conclusión, La ira de Dios es un thriller que desaprovecha una idea atractiva debido al desorden de su estructura narrativa, que explica en lugar de generar intriga. Y en el que, a pesar de desaprovechar a los interpretes masculinos, se destaca el trabajo de Macarena Achaga, una actriz con un futuro promisorio.

PATRICIO FERRO

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.