WONKA

Visitas: 36

Para comprar la novela en Amazon hace clic acá: https://amzn.to/4ahEkrq

Wonka (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá 2023). Dirección: Paul King. Guion: Simon Farnaby y Paul King, basados en los personajes creados por Roal Dahl. Protagonistas: Timothée Chalamet, Calah Lane, Olivia Colman, Sally Hawkins, Jim Carter Rowan Atkinson y Hugh Grant. Duración: 116 minutos.

Wonka es una película que funciona como precuela de “Charlie y la fábrica de Chocolate”, novela de Roald Dahl, adaptada al cine en dos ocasiones. Y está protagonizada por Timothée Chalamet como un joven Willy Wonka, a las órdenes de Paul King como director. Además de estar acompañado de Calah Lane y una gran cantidad de actores británicos, entre los que se encuentran la ganadora del Oscar Olivia Colman, Sally Hawkins, Jim Carter, Rowan Atkinson y Hugh Grant, entre otros.

La historia, claramente inspirada en la obra literaria de Charles Dickens, se sitúa en una ciudad europea de comienzos del siglo XX, que se supone que es Londres a pesar de no ser nombrada, adonde llega un joven Willy Wonka con el objetivo de convertirse en millonario fabricando chocolates con las recetas de su difunta madre para venderlos en la prestigiosa Galería Gourmet. Pero es víctima tanto de Mrs Scrubbit (Colman), que lo obliga a trabajar en su lavandería para que pague su hospedaje, y del cartel del chocolate, que lo ven como una amenaza para su oligopolio.

En primer lugar es necesario destacar el tono lúdico de su puesta en escena, que se ve reflejado en la exageración al extremo de las características que definen a los personajes, y al mismo tiempo se expone su ingenuidad, para poder generar gags efectivos en base a su caricaturización. Es así como tenemos a un Willy Wonka demasiado carismático, a una Mrs Scrubbit de Olivia Colman demasiado miserable, a un villano como el Slugworth de Patterson Joseph demasiado cruel y ambicioso, y por último a un Ooompa-Loompa de Hugh Grant demasiado astuto.

Un párrafo aparte merecen los números musicales propios de la década del ’60, porque la espectacularidad de las escenas ayuda a que todos los actores se luzcan cantando. Así como también el diseño de producción y el vestuario, donde el Wonka de Thimothée Chalamet parece una versión sin plata del P.T. Barnun de “El gran Showman” (The Greatest Showman, Michael Gracey, 2017), priorizando todo esto por sobre las escenas de baile. Lo que permite la inclusión de recursos extradiegéticos, entre los que se encuentran transiciones con cierre de iris o secuencias de animación, que convierten en pintoresco este universo diegético en el que lo fantástico no funciona por su falta de trasfondo mitológico.

En conclusión, Wonka es lo mejor que pudo dar el cine con las limitaciones de este personaje literario que busca convertir en fantástico el prosaico resultado de la revolución industrial. Ya que lo convierte en un musical pintoresco con escenas de gran espectáculo, y donde Thimothée Chalamet luce su talento para el canto, permitiendo así destacarse al resto del prestigioso elenco que lo acompaña.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *