BEEKEPER: SENTENCIA DE MUERTE

Visitas: 26

Beekeper: Sentencia de muerte (The Beekeper, Estados Unidos, Reino Unido, 2024). Dirección: David Ayer. Guión: Kurt Wimmer. Protagonistas: Jason Statham, Evelyn Raver-Lampman, Bobby Naderi, Phylicia Rashad,Josh Hutcherson y Jeremy Irons. Duración: 105 minutos.

Beekeper: Sentencia de muerte es la última película protagonizada por la estrella del cine de acción Jason Statham, a las órdenes de David Ayer. Y completan el elenco Evelyn Raver-Lampman, Bobby Naderi, Phylicia Rashad,Josh Hutcherson y el ganador del Oscar Jeremy Irons, entre otros.

La historia se centra en Adam Clay (Statham), un agente secreto retirado que busca venganza por el suicidio de Eloise (Rashad), la señora que le alquila el lugar donde vive, luego de resultar víctima de una estafa virtual. Lo que lo lleva a rastrear y asesinar a todos los responsables, llegando hasta las más altas esferas del poder.

En primer lugar es necesario aclarar que se trata de una película de acción de la vieja escuela, por lo que lo más importante es el lucimiento de su protagonista, priorizando el cuerpo a cuerpo por sobre los disparos y la espectacularidad de los efectos visuales. Sacando provecho de su inexpresividad para componer a este duro, con un comportamiento metódico que le otorga eficacia a su accionar. Y que contrasta claramente con la impulsividad y verborragia de Dereck Danford (Hutcherson) su principal adversario, que lo maltrata por teléfono sin saber quien es verdaderamente, lo que acrecienta la tensión en una situación cargada de ironía.

Así como también resulta necesario destacar el oficio de David Ayer para el género de acción, luego de su experiencia fallida con “Escuadrón suicida” (Suicide Squad, 2016). Porque sabe mantener un ritmo frenético, en base a planos de corta duración, junto al buen uso del fuera de campo, y los efectos de sonido construyen en el espectador escenas de violencia llevadas a la exageración, incluyendo torturas y mutilaciones.

En conclusión, Beekeper: Sentencia de muerte funciona porque cumple su objetivo de permitir una vez más el lucimiento de Jason Statham como héroe de acción, en un personaje similar al Arthur Bishop de El mecánico (The mechanic, Simon West 2011). A lo que se suma el oficio de David Ayer, para dar como resultado una película que hace un buen uso de la fórmula narrativa pensada para entretener al público.

PATRICIO FERRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *